Biblioteca OnlineViolencia Sexual

Abuso sexual en niñas

“Los abusos sexuales sobre las niñas son más numerosos porque reflejan una historia de poder”

Margarita García Marqués,
Psicóloga y Presidenta de la Asociación Aspasi

Los abusos sexuales infantiles representan un problema mucho más amplio de lo que se cree, ya que una de cada 4 niñas y uno de cada 7 niños sufre, antes de cumplir los 17 años de edad, este tipo de maltrato, que sucede en todos los niveles sociales y en la mayoría de los casos lo cometen los familiares y allegados, de forma repetida. Se abusa más severamente y con mayor violencia en el caso de las niñas, además de que la edad de inicio del abuso también es menor en su caso. Por el contrario, entre los abusadores, predominan los hombres.
La Asociación para la Sanación y Prevención de los Abusos Sexuales en la Infancia (Aspasi) se creó en la Comunidad de Madrid, para concienciar a la sociedad sobre la extensión y gravedad de este tipo de maltrato. Entre sus actividades destacan la formación de Grupos de Ayuda Mutua y Programas de Prevención en los colegios.
Margarita García, psicóloga y presidenta de la Aspasi, participó en la presentación del libro de Joan Montané, “Los niños que dejaron de soñar”, centrado en las secuelas del abuso sexual infantil. Allí, AmecoPress pudo entrevistarla.
“El abuso sexual a menores es una cuestión desconocida y silenciada por muchos”, afirma Margarita. “Es una problemática sobre la que hace falta concienciarse y que en un alto porcentaje de los casos, alrededor del 86 por ciento, se silencia porque los abusos son cometidos por miembros de la propia familia de la víctima y de su entorno más próximo”.
Sien embargo, “se puede enseñar a niños y niñas a protegerse de estos abusos y decir no a tiempo, o bien a comunicarlos cuanto antes a una persona de su confianza para que solucione el problema, reduciendo al mínimo las secuelas”, afirma esta psicóloga.
Falsas creencias
“Además de que gran parte de la sociedad niega la existencia y el elevado índice de frecuencia de este maltrato, muchas falsas creencias sobre este fenómeno lo hacen todavía más difícil de abordar”, explica la presidenta de Aspasi.
“Es falso, por ejemplo, que el abusador sea una persona con graves patologías o con desviaciones sexuales. Por el contrario, se trata de sujetos, mayoritariamente varones, aparentemente normales, integrados socialmente, que desarrollan a menudo habilidades interpersonales importantes, y que suelen tener una vida sexual normal”, agrega.
Según la experta “también es habitual creer que los abusos sexuales están asociados a ambientes muy especiales, relacionándolos con la pobreza y la baja cultura, cuando en realidad los datos confirman que están presentes en todas las clases sociales”.
Entre las falsas creencias y los prejuicios que dificultan la detección y el tratamiento, muchas se centran en las niñas y las mujeres. “Tras cualquier tipo de maltrato y abuso, pero en especial tras el abuso sexual infantil, hay una historia de poder y esto es algo que golpea con más fuerza a las mujeres. Hay más niñas que niños víctimas y, por el contrario, sólo un 14 por ciento de abusadoras. Un 50 por ciento de los abusos son cometidos por el padre o la figura paterna, la pareja de la madre”, informa Margarita.
Esta psicóloga asegura que la mayor problemática es el secreto, el silencio. Nosotros estamos trabajando en la prevención y la detección precoz, a través de distintas vías, pero especialmente la educación. Si se trabaja con el niño o niña cuando sucede, se puede recuperar totalmente. Si no, eso quedará guardado y seguirá contaminando cada vez más”.

Los comentarios están cerrados.