Biblioteca OnlinePerspectiva de Género

La menstruación es cultural

Ana María Zeno

5tas. Jornadas Nacionales de la Federación Sexológica Argentina FESEA
7 y 8 septiembre de 2007, Villa Carlos Paz

Hace casi cuatro décadas vengo divulgando que la menstruación es cultural. Me mueve a presentar hoy, acá, este trabajo pues aún hay tanta confusión. Por ejemplo, hace poco tiempo en los medios se divulgó ¨Hay una píldora para no menstruar¨, lo que trajo bastante sorpresa y temor, no sólo en mujeres y en médicos, y aún en ginecólogos; ¨¿cómo se puede manipular así el ciclo natural femenino?¨.

Veamos qué representa la menstruación:

Alta fecundidad: muchas gestaciones pocas menstruaciones

Baja fecundidad: pocas gestaciones muchas menstruaciones

Qué cambió: lo biológico NO

lo cultural SI

El ser humano CULTURAL, CREADOR, NO NATURAL, regula su fertilidad

O sea, ser gestante es igual a alta fecundidad; es lo esperado ecologicamente, es lo natural. Sucedió así durante miles de años, la menstruación era la excepción.
Ser menstruante es igual a baja fecundidad, es lo cultural, sucesde así hace tan sólo más de 100 años. La menstruación ya no es la excepción, sino la ¨regla¨: 13 menstruaciones al año.

Número de gravideces y menstruaciones en 30 años de vida reproductiva

Biologicamente: 15 gravideces más lactancias 15 menstruaciones

Culturalmente: 3 gravideces más lactancias 360 menstruaciones

Para que haya menstruaciones, tiene que haber habido una ovulación, sino hubo ovulación, cualquier pérdida de sangre se llama sangrado.
O sea: si la mujer moderna tiene más menstruaciones, es porque tiene más ovulaciones. ¿Y por qué sucede eso de la ovulación practicamente incesante en la mujer moderna?. Porque existe en la naturaleza el mandato fundamental, el mandato reproductivo; todo ser debe reproducirse para que no desaparezca su especie. Ante cada fracaso reproductivo, y la menstruación lo es, se hace un nuevo intento reproductivo, que dura aproximadamente un mes, o sea, cada mes nueva ovulación, nueva preparación del endometrio para albergar al nuevo ser. Si el óvulo no es fecundado, todo se desmorona y lo más evidente es el endometrio, el que sangra, o sea la menstruación.
¿Y por qué sucede eso? porque la naturaleza no perdona esa frustración, es cruel por decirlo de una manera. Tan es así que ese esfuerzo de la ovulación incesante, traducido en una menstruación incesante, tiene sus consecuencias negativas en el aparato reproductor femenino, como veremos enseguida.
Paradogicamente a nível popular y científico, sí, cientifico, a la menstruación incesante, (lo es, aunque esporadicamente suceda algún embarazo), se la considera símbolo de salud, normal, fisiológico, no se considera todo lo anterior.

Sindrome de la ovulación, menstruación incesante

En ginecología sabemos que, cuanto menos hijos tenga una mujer, y yo aclaro, o sea más menstruaciones o sea más ovulaciones, tiene más riesgo de presentar patología benigna y maligna en su aparato reproductor.

ovario: quistes benignos, cáncer.
útero: fibromas, pólipos, endometrosis, cáncer.
mama: displasias, cáncer

Además tiene más riesgo de presentar: sindrome dispórico premenstrual, dismenorrea, anemia ferro……, infecciones vaginales, enfermedad pelviana inflamatoria (EPI), hipermenorrea, y otras afecciones no relacionadas con el aparato reproductor: osteoporosis, artritis reumatoidea, acné, úlcera duodenal.

Antes de pasar a los beneficios de la anovulación, voy a analizar por qué no considero normal a la menstruación, y lo haré basándome en evidencias muy notables:
• Se elimina sangre, la sangre es siempre un síntoma de alarma en cualquier parte del organismo. Además la sangre menstrual es un medio de cultivo para el estafilococo.
• Está acompañada en un 75% de las mujeres con síntomas físicos y psíquicos, fijense que muchas mujeres dicen: ¨si, pero eso es lo mormal en mi¨, qué paradoja, si todo aparato que funciona normalmente es silencioso, no presenta síntomas, (mi aparato respiratorio, por ejemplo, en este momento, no se hace notar),. Quiero recordar que en psicología y en psiquiatría se pensaba, y algunos siguen pensando, que los síntomas premenstruales son porque ¨la mujer no acepta su rol femenino¨. La mujer algo intuye y muchas dicen estoy ¨indispuesta¨.
• En todas las culturas, hoy mucho menos, la menstrución está rodeada de mitos y tabués: situaciones no claras, prohibiciones, ritos, etc.
• Y como broche de oro de todas estas evidencias, no hay un esfinter uterino, es la única eliminación importante al exterior que no se puede controlar.
• Al hombre no le afectan los cambios culturales en su aparato reproductor

An-ovulación

Si la ovulación incesante hace mal, qué haría bien? La an-ovulación, en la an-ovulación del embarazo y lactancia, por razones culturales, la mujer no volverá. Existe si la an-ovulación cultural, o sea la medicamentosa.
Efectivamente: los an-ovulatorios, el más conocido, la píldora, es el mejor anticonceptivo: 99% de eficacia, eso se sabe muy bien. Lo que se divulga muy poco son sus otros beneficios: protege a la mujer de los riesgos de la ovulación incesante, que vimos antes, sí pone en reposo al aparato reproductor. Y afirmo que protege del cáncer de ovario, que es el cáncer más grave de la mujer.

Veamos qué pasó cuando se descubrió la píldora en 1958
Como se considera que la menstrución es fisiológica, se buscó que con la píldora se repitiera el ritmo mensual, tomarla 3 semanas, descansar con placebos una semana, y enseguida el sangrado, que no se llamó sangrado y si menstruación.
Si hasta algún ginecólogo pregunta ¨¿cómo menstrua con la píldora?¨, craso error, pues para que haya menstrución, tiene que haber habido ovulación.
La industria farmaceútica tambien mantiene ese ritmo mensual y esa denominación.
Además como las primeras píldoras tenían altas dosis de hormonas, sobre todo estrógenos, producían algunos trastornos y tenían más contraindicaciones. Las píldoras actuales tienen baja dosis de estrógenos y pocas contraindicaciones. Sin embargo persisten temores, exageradas contraindicaciones, desconocimiento de los beneficios de la an-ovulación. Y ello sucede en medicina y por ende en la población.

Volviendo a la noticia mencionada al comienzo: ¨Hay una píldora para no menstruar¨, tendría que decir ¨para no sangrar¨. Es nada más y nada menos que la píldora an-ovulatoria. La realidad, es que la mujer (por supuesto sino tiene contraindicaciones) puede tomar la píldora el tiempo que desee, y sangrar a voluntad al interrumpir la ingesta. E insisto, no le pasa nada, al contrario, le trae beneficios según ya analizamos. Ya hay muchas mujeres que proceden así.

La vida de la mujer, en general, fue y es, en todo sentido, muy complicada, mucho más que la del hombre. Su sexualidad erótica es bien conocida actualmente, su sexualidad reproductiva no. La mujer merece una explicación cierta para sentirse segura.

Para finalizar: quisiera que se recuerde

• la menstruación incesante no es natural, es cultural
• por eso presenta síntomas
• por eso el útero no tiene esfinter
• por eso se puede sangrar a voluntad
• la píldora tiene beneficios que van más allá de su acción anticonceptiva

y espero que frente a los síntomas menstruales no digan ¨eso es lo natural en mí¨y si ¨eso es lo cultural en mí.

Los comentarios están cerrados.