Biblioteca OnlineMetodología de la enseñanza de la Educación Sexual

Planteamiento de una sesión de capacitación

Por: Alberstein Ana Elizabeth- López Susana del Valle- Rios Bettina Elizabeth- Rossi Silvana Leonor
Egresadas del Curso de Formación en sexología de AASES

La presente sesión de capacitación está pensada para un grupo de 20 docentes de una escuela secundaria rural, con una duración de dos horas. El propósito fundamental es poner en debate la educación sexual en la escuela, su necesidad o no, los fundamentos de la misma, etc. como primer paso para implementar la misma en la escuela. Comenzar por el debate del lugar de la educación sexual nos parece esencial, ya que existen aún muchas resistencias a incluirla en la escuela y creemos en que la misma es un derecho y al vez una obligación.

Para el debate se utilizará la dinámica de educación popular “Jurado 13”. La misma consiste en la simulación de un juicio por jurado con los mismos roles de un juicio: defensa, fiscalía, testigos, jurado, etc. que interactúan alrededor de un acta de acusación.

OBJETIVO

- Identificar supuestos, posturas, creencias acerca de la sexualidad y su inclusión en la escuela
- Poner en cuestión prejuicios y clichés respecto al tema.

ACTIVIDADES
1. Presentación de los objetivos del encuentro. División de grupos a partir de tarjetas de colores ubicadas debajo de las sillas de cada uno.
2. El grupo se divide en 4: un grupo será de la fiscalía, otro de la defensa, otro será el jurado y el último el juez y los secretarios.
3. Se reparte el acta de acusación a cada grupo y se le solicita que en base a ella se armen argumentos para defender o no al acusado, en este caso “La educación sexual” y que preparen testigos para sostener sus argumentos. Tendrán media hora para esta primera fase. El jurado y el grupo de los jueces y secretarios deberán elaborar una hipótesis que será luego confirmada o descartada, según lo desarrollado en el juicio.
4. Puesta en funcionamiento del juicio: el juez da inicio al juicio leyendo el acta de acusación e invitando a la fiscalía y a la defensa a dar sus alegatos iniciales y luego llamar a sus testigos para interrogarlos
5. una vez pasados todos los testigos. La fiscalia y la defensa tiene cinco minutos para preparar sus alegatos finales. El jurado delibera y da su veredicto. El juez en base a ello dicta sentencia.
6. Se realiza una puesta en común primeramente acerca de las vivencias producidas por la técnica, para luego centrarse en el debate: peso de las argumentaciones, acuerdo con el veredicto del jurado, etc.
7. llenado de ficha final de evaluación de la sesión.

ACTA DE ACUSACIÓN (guía para el debate)

Por la presente se solicita se enjuicie a la “educación sexual” por los motivos que se detallan a continuación:

- La educación sexual es responsabilidad de las familias, no de la escuela. La familia debe recuperar su lugar protagónico en este tema.
- La sexualidad es un tema privado, absolutamente personal que no debe ser invadido.
- No es posible incluir la educación sexual en la escuela porque es algo subjetivo, es imposible darlo desde la objetividad.
- Demasiada información puede favorecer el inicio precoz de relaciones sexuales en los adolescentes.
- No es necesario discutir sobre esto porque desde siempre se ven aparatos reproductores y funciones sexuales en el área de ciencias naturales.

POSTURA DESDE LA COORDINACIÓN

Existe una educación sexual informal permanente, si entendemos como educación sexual el mostrar, enseñar, inducir, promover y valorizar comportamientos que tienen que ver con lo sexual. Eso se hace día a día. Cada persona recibe mucha información y estímulos sobre cuestiones sexuales de manera permanente (estereotipos sexuales en la publicidad, por ejemplo). Hay, de ese modo, una educación sexual que no está estructurada, ni pensada, ni planeada.
La sexualidad es una parte de la persona y se expresa en todo lo que hace, por lo tanto es esencial su conocimiento en el trayecto de búsqueda de identidad, de sentido de la vida y personificación. Implica por lo tanto una exploración y descubrimiento acerca de quienes somos y como nos relacionamos con los demás.
Como educadores no estamos obligados a ayudar pero si estamos obligados a no enfermar en materia de sexualidad, por ello es importante una reflexión acerca de nuestros supuestos, intervenciones, creencias acerca del tema y sus posibilidades de que encuentre un lugar en la escuela como reflexión sistemática.

Consideramos “sexualidad” al conjunto de procesos emocionales y comportamentales en relación al sexo; interviene en todas las etapas del ciclo de vida de un individuo a lo largo de su desarrollo. Es una condición interpretada y regulada por la sociedad y atravesada por la cultura. La sexualidad es relacional, no como restricción a actos sino como intercambio entre las personas. Cada individuo va recibiendo todos los estímulos de su medio, los va leyendo en función de sus aptitudes y de ese modo va asimilando actitudes para su vida. La educación sirve para que se puedan mejorar las aptitudes de los individuos y favorecer sus actitudes frente a lo cotidiano. Por ello, la educación sexual debe facilitar y enriquecer ese proceso por el cual la persona se confronta con el otro descubriendo sus diferencias, y sus riquezas.
Debemos apuntar a un proceso educativo que desarrolle conductas que tiendan “inevitablemente” a la equidad como bien, a los derechos humanos como fundamento de la interrelación y a la felicidad como una necesidad y aspiración concreta de todos y cada uno. Debemos comprender que la educación sexual es otra cosa que información, es facilitar que las personas sean capaces de hablar sobre sus preocupaciones, sus miedos, sus deseos, los problemas en sus relaciones (formales, circunstanciales, estables o pasajeras). Es desarrollar aptitudes para que las personas sean capaces, por ejemplo, de utilizar el preservativo en las relaciones, pero sobre todo, estén preparados para construir vínculos en los que puedan dialogar, resolver conflictos, evitar la violencia, en definitiva se sientan bien en las relaciones que tengan.
Postergar el inicio de una educación sexual necesaria y útil es impedir que las personas desarrollen actitudes para favorecer su salud. Recordando que la salud no es la ausencia de enfermedad, sino el bienestar integral de las personas.
Ficha de evaluación de la sesión

1. ¿Ayudó el debate para modificar o profundizar su postura personal inicial sobre la educación sexual?
2. A través de un dibujo sintetice su vivencia

Los comentarios están cerrados.