Biblioteca OnlineMetodología de la enseñanza de la Educación Sexual

Educamiento

Por Silvina Valeria Horsinka
Egresada de los Cursos de Formación en Sexualidad de AASES

Voy a usar como herramienta educativa el cine, y para ello me valgo de una película que probablemente hayan visto y que de no ser así quizá decidan ver después de leer el presente trabajo.

La película “Juno” o “La joven vida de Juno” como se la conoce en los países de habla hispanoamericana se estrenó en los cines en el año 2007, el guión estuvo a cargo de Diablo Cody y la dirección fue responsabilidad de Jason Reitman; está considerada una comedia (no estoy totalmente de acuerdo con el género que se le asignó) y por si todavía no la vieron quizá les tiente saber que ganó un premio Oscar por “mejor guión original”; personalmente no creo que la originalidad esté en el tema que trató la película sino en el modo en que lo hizo.

Creo conveniente empezar presentando a los personajes:
-Juno (Ellen Page) es una adolescente de 16 años, despreocupada, simple en comparación con el resto de las chicas de su edad. Le gusta la música. Vive con su papá, su madrastra y su hermanastra. Su madre la abandonó cuando tenía 5 años.
- Paulie Bleeker (Michael Cera) el novio, amigo o quizá amigovio de Juno; también de 16 años, compañero de clases de Juno. Gran deportista. Amante de la música. Fanático de los caramelos tic-tac de naranja. Y bastante enamorado de Juno, a quien apoda “brujita”
- Leah (Olivia Thirlly) amiga y gran confidente de Juno. Chica de 16 años más bien preocupada por lo superficial, muy distinta a Juno.
- Otros: el padre, la madrastra, Mark y Vanessa, cuyo papeles iré revelando a lo largo del presente trabajo.

Bien, una vez ubicados con los personajes comencemos a analizar la película.
Primera escena: otoño, Juno parada frente a un sillón “todo comenzó con un sillón”, palabras seguidas por el recuerdo que tiene la adolescente de su primera relación sexual junto a su amigo Paulie justamente en un sillón, una tarde cualquiera quizá por curiosidad o quién sabe por qué (ni siquiera Juno parece saberlo).
Luego vemos a Juno (jeans, campera con capucha y zapatillas, despreocupada) caminando mientras toma jugo por el pico de una botella. Llega a una tienda y pide un test de embarazo. Va al baño de la tienda, se hace el test y sale diciendo “signo más (+) rosa, es tan nefasto…” mientras lo agita como si fuera un termómetro con la esperanza de que el resultado cambie. “No es un garabato que se pueda borrar” replica el vendedor y una clienta le aconseja diciendo “Si te cambió el color de los pezones estás embarazada no necesitas hacerte el test” Juno contesta a ambos con la mirada. Compra una última cosa y se va (ahora tiene puesta la capucha de su campera y parece enojada). Cuando llega a la puerta de su casa, cuelga una cuerda (eso era lo que había comprado) en el árbol de la entrada e intenta ahorcarse con todas las intenciones de fallar, en un acto por manifestar su “me quiero morir”.

Hasta aquí la película muestra algo que estaba muy bien expuesto en el 2° módulo del curso. Los tiempos cambiaron, ahora los adolescentes se inician con sus pares, sean novios, amigos o simplemente compañeros. Los hombres obvian las prostitutas y las mujeres obvian el casamiento. Es todo muy natural, muy simple y en la mayoría de los casos esa simplicidad va estrechamente ligada a la falta de información o al exceso de información no procesada, todo ello sumado a la propia sensación de “a mí no me va a pasar” tan propia de la edad.

“No es un garabato que se pueda borrar” El vendedor viene a ser la primera persona que llama a Juno a la realidad… “ya no eres una niña, ya no puedes borrar, tapar, tachar, etc. tus actos” Aquí se hace hincapié sobre la importancia de una vida sexual RESPONSABLE.

“Si te cambió el color de los pezones estás embarazada…” opina una extraña. Y es que cuando de embarazo adolescente se trata todos son “OPINOLOGOS”.

Otra escena: la habitación de Juno alterna posters de grupos de música con muñecas. Juno busca su teléfono con forma de hamburguesa y llama a su amiga Leah.
- Juno: “Estoy embarazada”
- Leah: “Qué? Lo juras por el blog?”
- Juno: “Es de Bleeker”
Juno decide que la primera persona en enterarse de su embarazo sea una amiga, obvia por completo al padre de la criatura y a sus propios padres.

Próxima escena: Juno y Leah se encuentran.
- Leah: “Estabas aburrida?”
- Juno: “No, fue premeditado… me refiero al sexo no al rollo de vamos a quedar embarazados”
- Leah: “Estas enamorada?”
- Juno: “Es complicado y no me apetece hablarlo en este estado.”
Juno expone que ella y Bleeker no estaban improvisando cuando decidieron tener sexo. Sabían lo que hacían… sólo que no consideraron la posibilidad de un embarazo. Aquí se pone en evidencia la falta de responsabilidad de ambos adolescentes, acompañada quizá por una mala educación sexual.

Escena número… : Juno va a la casa de Bleeker y le comunica que está embarazada. La cara de Bleeker se desfigura, está aterrado.
- Juno: “Pienso en cortarlo de raíz antes que empeore.”
- Bleeker: “Haz lo que creas que debas hacer”. Respuesta que decepciona a Juno.
Juno le comunica a Bleeker su embarazo y su intención de abortar, dando la impresión de tener todo resuelto. El se desliga de toda responsabilidad… “haz lo que creas que debas hacer”. Bleeker no está preparado para la noticia, no está preparado para ser padre y mucho menos para tomar una decisión al respecto.

Siguiente escena: Juno llama por teléfono a Mujeres de ahora, una institución dedicada a la práctica de abortos. “Hola, solo llamo para someterme a un aborto rápido”. Juno quiere una solución rápida, sencilla casi por delivery a un asunto delicado.
Otra escena: Juno se dirige a Mujeres de ahora. En la puerta de la institución se encuentra con una conocida, una chica de su misma edad que sostiene un cartel.

- Conocida: “Todos los bebes quieren nacer!!! Tu bebé tiene un corazón que late y puede sentir el dolor, y tiene uñas!”

Juno entra a la institución reflexionando sobre lo que le acaban de decir. La recepcionista de la institución le entrega un formulario y le regala un preservativo. Mientras llena el formulario y espera a ser atendida se da cuenta de que no quiere abortar y sale corriendo. Le comunica su decisión a Leah: “Podría tener el bebé y dárselo a alguien que lo necesite de verdad”. Juno y Leah se ponen en la tarea de buscar padres adoptivos en los anuncios del diario.

Hasta aquí la realidad de Juno no es muy diferente a la realidad de nuestras adolescentes, difiere el contexto, ya que en Estados Unidos el aborto no se realiza en la clandestinidad como ocurre en nuestro país. “Ojos que no ven, corazón que no siente” no suele ser la regla cuando nuestras adolescentes llegan a las guardias de los hospitales por un aborto mal practicado.

Hago hincapié en la escena del formulario con el preservativo de regalo que viene a representar una consejería tardía.

Una escena complicada: Juno comunica su embarazo a su padre y a su madrastra. Previo preámbulo Juno suelta la bomba y aclara que tiene todo solucionado, ella y Leah ya encontraron los padres adoptivos perfectos… “En 30 y pico de semanas podremos decir que todo esto nunca ha pasado”.
Surge aquí una opción que en nuestro país no está del todo resuelta. La adopción inmediata. En otros países los futuros padres adoptivos se hacen cargo de todos los gastos de salud de la madre biológica y del bebé durante el embarazo. Polémica de por medio creo que sería una opción para muchas madres adolescentes (y no tan adolescentes también). Sostengo que la educación sexual sigue siendo la mejor opción, pero esta otra debería poder considerarse llegado el caso.

Estando solos el padre de Juno le confiesa a su esposa que se siente culpable por la situación, a lo que ella responde: “Creo que los chicos se aburren y hacen el amor”. El comentario refleja como los padres en muchos casos se desligan de la responsabilidad de la educación sexual de sus hijos pretendiendo que la sexualidad no forma parte de la vida de los adolescentes.

Conociendo a los padres adoptivos: Juno y su padre van a la casa de los futuros padres adoptivos, Vanessa y Mark, abogada de por medio.
- Vanessa: “Buscas alguna compensación?”
- Juno: “No quiero vender la cosa, solo quiero… quiero que el bebé esté con personas que vayan a quererlo y que sean buenos padres ¿saben? estoy en la secundaria simplemente no estoy preparada”.

Juno es consciente de que no está preparada para ser madre y deja en claro que quiere lo mejor para su hijo, quizá su decisión en parte está marcada por el abandono de su madre.
Una sucesión de escenas: Las estaciones comienzan a sucederse una tras otra, el bebé comienza a crecer, el cuerpo de Juno cambia y su forma de pensar también.

Juno refuerza los lazos con su padre y con su madrastra. La madrasta se preocupa por la salud de Juno, la acompaña a los controles médicos, se ocupa de que coma de forma saludable, le modifica su ropa de adolescente para que pueda seguir usándola, etc.

A lo largo de la película vemos que en un principio Juno tiene más afinidad hacia uno de los futuros padres adoptivos, Mark, con quien comparte gustos musicales, pero a medida que pasa el tiempo y los hechos se suceden comienza a sentirse más a fin con Vanessa. No voy a entrar en detalles al respecto por que realmente creo que vale la pena que vean la película y espero que así lo hagan.
Y como la vida continúa y Juno sigue concurriendo a la escuela, llega el tan esperado baile de fin de curso… entonces se entera que Bleeker (casi olvidado hasta entonces) va a ir al baile con otra chica. Juno decide encarar a Bleeker, le reprocha por no elegirla como compañera de baile y por haberla dejado tan sola. Bleeker le confiesa sus sentimientos hacia ella.

Mientras el embarazo avanza y los hechos se suceden Juno reflexiona sobre la charla con Bleeker, sobre la relación con sus padres, con los futuros padres adoptivos del bebé e incluso la relación de los padres adoptivos entre sí y descubre sus sentimientos hacia Bleeker, cuando ello sucede decide volver a encararlo, pero esta vez para decirle “Creo que estoy enamorada de ti”. Todos estos cambios de actitud reflejan los procesos mentales que va pasando una adolescente en el transcurso de un embarazo (sumados a los propios de la edad).

El nacimiento: Durante el parto Juno está acompañada por su madrastra y por Leah (su amiga incondicional). “Y luego, de la nada, ahí estaba”.
Bleeker está corriendo en un campeonato y Juno decide no llamarlo para no desconcentrarlo, pero este intuye lo que sucede al ver que Juno no está ahí para alentarlo y corre hacia el hospital. Cuando Bleeker llega al hospital el bebé ya nació; él solo se recuesta junto a Juno y la abraza.
Juno llora… “Bleeker decidió que no quería ver al bebé, yo tampoco, no lo sentíamos como nuestro, creo que siempre fue de Vanessa.”

Juno llora… tras esa apariencia de tener todo bajo control se esconde una adolescente que acaba de ser madre. Nueve meses que cambiaron su vida para siempre. Volverá a la escuela, probablemente vaya a la universidad, quizá forme su propia banda de música pero jamás podrá pretender que no sucedido nada.

Escena de la madre adoptiva: una enfermera le entrega el bebé a Vanessa y esta lo abraza de forma instintiva (nadie le enseño a ser madre), la madrastra de Juno observa desde lejos y la mirada de ambas mujeres se encuentran. Esta escena es una de las más lindas y habla de la elección de ser madre, tanto por parte de Vanessa como por parte de una mujer que de “madrastra” pasa a asumir el papel de “madre”. Aquí vale la pena insistir sobre la importancia de la planificación familiar.

La escena final: primavera. Creían que se las iba a contar? No, estoy convencida de que vale la pena que vean la película… y para alentarlos les cuento que es muy amena, relativamente corta (96 min) y que las actuaciones son excelentes sobre todo la de Ellen Page (Juno).

Lo que pretendo de este trabajo es que sea una devolución a todo lo que me dio el curso a lo largo de los tres módulos, que en tiempo representó casi un año. Estoy segura que ver Juno hoy no es lo mismo a que si la hubiera visto hace un año atrás. Muchas gracias y hasta pronto!

Los comentarios están cerrados.