Biblioteca OnlineMetodología de la enseñanza de la Educación Sexual

Adolescentes madres en situación de riesgo socioeducativo

Por: Prof. Raúl A. Juárez, Hugo Luís Irusta, Carlos A. Solano, Gustavo José Videla – Salta
Participantes del curso de Formación en Sexualidad Humana de AASES

Estructura de trabajo:

[b]1- Introducción•
Presentación e importancia del tema a desarrollar.

• Breve marco teórico.

2- Desarrollo:

• Visiones y concepciones del noviazgo y relaciones prematrimoniales.
• Embarazo prematuro en niñas y adolescentes en situación de riesgo.

. Conclusión

Consideraciones y estrategias pedagógicas para la inclusión de niñas madres en el sistema educativo.

Introducción
El siguiente trabajo tiene por finalidad presentar una mirada socioeducativa de la realidad de niñas y adolescentes embarazadas de la zona sudeste de la ciudad de salta. El punto de partida de nuestra investigación es el creciente índice de deserción escolar teniendo como una de las causas principales el embarazo prematuro de alumnas de entre 12 y 16 años. Ciertamente el contexto urbano marginal es un factor condicionante pero no determinante para el análisis de dicha situación. Nuestra práctica educativa nos pone en una postura de indagar sobre una problemática actual de nuestros alumnos y así buscar estrategias socioeducativas que nos orienten y ayuden a prevenir e incluir a nuestras niñas madres.
En los últimos años el incremento de deserción fue muy notable, esto indujo a indagar sobre las causas, mediante visitas y entrevista a los hogares; entre los motivos relevantes se puso de manifiesto la situación de embarazo de varias alumnas. Dicha problemática develo muchos interrogantes en nuestra labor educativa como formadores y orientadores para una educación integral. Los interrogantes que surgieron entre nosotros fueron: ¿es el embarazo en sí mismo lo que provoca la deserción escolar? Y si lo fuera; qué hacemos como institución educativa para lograr evitar la exclusión?; Cómo experimentan la atracción sexual y el deseo sexual? ¿Qué “determinismo cultural” obliga a optar a las niñas y/o adolescentes entre continuar su escolaridad o atarse a una estructura machista de ser madre?
La postura de una actitud de resignación, en primer momento, por parte de los padres es preocupante porque dicha situación pareciera manifestar que no es tan grave el embarazo precoz. ¿Por qué existe resignación en los padres?; ¿es perjudicial esta actitud en la educación sexual de los otros miembros jóvenes de la familia?; ¿el embarazo de niñas es continuación de la historia personal de madres jóvenes?
Es importante aclarar que la perspectiva que utilizamos para nuestro análisis es desde lo educativo, ya que la problemática del embarazo prematuro es un síntoma que se manifiesta en la escuela; síntoma de una problemática sociocultural que viven nuestros aprendientes.

Breve marco teórico
Los conceptos que utilizamos para el análisis de nuestro trabajo son los siguientes:

Deseo sexual: estado interno psicosomático percibido como necesidad de obtener placer en el contacto con los demás o por auto estimulación. Ya que se percibe con claridad el deseo de tener placer en el contacto con los otros.
El deseo esta vinculado a lo biológico, a la maduración sexo genital, y es fuerte y claramente sentido si la educación sexual el o la joven no ha sido demasiado represiva.
Este interés se traduce en conductas de acercamiento, búsqueda de contactos y fantasías.

Atracción sexual: supone el deseo, que es un estado interno que mueve a la búsqueda y el contacto, pero se diferencia de aquél al estar en estrecha relación con los objetos o estímulos sexuales.
La atracción depende del deseo, también de otros factores preprogramados y aprendidos socialmente.
Este carácter de la atracción hace de ella un fenómeno universal en algunos aspectos, y a la vez, una construcción social que depende de los modelos de belleza en una sociedad dada.

Enamoramiento: es un estado de “encantamiento” por una persona concreta que se percibe y desea como única e insustituible y se convierte en el eje de la vida psíquica, provoca fuerte sentimientos de atracción y deseo de unión completa, entrega y posesión. El enamoramiento conlleva componentes sexuales, emocionales, mentales y comportamentales.

Masturbación/ Explorando el sexo: La masturbación es una conducta habitual, natural y que no tiene efecto negativo de ningún tipo. Tiene por finalidad obtener placer, descargar la tensión sexual, explorar el propio cuerpo y dar curso a fantasías eróticas.

Embarazo precoz: se considera precoz cualquier acontecimiento que se produce antes del tiempo correspondiente. Entonces embarazo precoz es aquel que acontece antes del momento oportuno. Es concepto debe ser entendido desde diferentes variables: psíquico, social, fisiológica, económica, etc.

El noviazgo desde una visión actual

¿Qué es el noviazgo?. Un cuestionamiento que despierta sentimientos desencontrados, es decir provoca incomodidad e incertidumbre de lograr una respuesta coherente como adultos. Consideramos oportuno tener como punto de partida las formas de definir que poseemos los adultos sobre este tema.

“Es la atracción hacia la pareja opuesta”; “es un vinculo atractivo entre dos personas”; “es compartir, aceptar”…; “preocupación por la otra persona (bienestar físico-psíquico)”es un camino para llegar al matrimonio, esto implica una responsabilidad hacia uno mismo y hacia el otro/a”.

Considerando lo expresado caracterizamos las diferentes visiones sobre el noviazgo que tienen nuestros adolescentes y jóvenes:

• Existe una transformación semántica del término noviazgo.
• El noviazgo no es considerado como un paso previo al matrimonio.
• No implica responsabilidad de si mismos y hacia el otro.
• Es una situación de experiencia sexual, donde se estimula lo sensual de cada individuo.
• Es vivir la atracción sexual.
• Existe una noción de narcisismo exacerbado.
• En caso de las niñas existe en algunas, una forma idílica de enamorarse de la otra persona, creyendo estar con su “príncipe azul”. En cambio, existe en varones y mujeres considerar el noviazgo como un juego en el cual se acumula experiencia y demuestra su virilidad y feminidad, es decir ser “winner” (ganador).
• La relación es esporádica, corta, sin tener en cuenta un proyecto de vida. Al decir de Bauman se trata de “vínculos líquidos”, solo se vive lo instantáneo y con rapidez.
• Viven el noviazgo como la sobrestimulación genital.
• Las conductas de varones y mujeres en el noviazgo están influenciadas por prototipos que presentan los medios de comunicación social (TV. publicidad, etc.). Programas como “Casi ángeles”; los 0800-sex; etc.
• En el noviazgo no son dos subjetividades que se encuentran sino más bien el otro se convierte en un “trofeo” de mi propiedad.

“El noviazgo como situación problemática”

Nuestro punto de partida es considerar las aseveraciones de chicos y chicas sobre un tema tan inquietante y a la vez tan “complejo”, hoy en día, como lo es una de las formas de interrelación: el enamoramiento en el noviazgo. Atravez del dialogo personal y grupal; por medio de análisis de producciones personales teniendo en cuenta textos que promueven a la reflexión, podemos inferir de forma completa posturas diferentes acerca de esta etapa de nuestra vida afectiva y sexual como lo es el noviazgo. Lo presentado anteriormente es la realidad de la que partimos para realizar el siguiente análisis sobre el noviazgo como situación-problema.
¿Por qué el noviazgo se presenta como situación-problema en la actualidad? Antes, el noviazgo transcurría sin sobresaltos siguiendo pautas sociales convencionales bien definidas y universalmente admitidas y acatadas. Durante esta etapa la intimidad resultada muy restringida por la falta de oportunidades y por el acuerdo mutuo de actuar con prudencia. Existía un “ritual” para la formalización del noviazgo. Los jóvenes de la época tradicional tenían experiencia de intimidad sexual con prostitutas y “mujeres fáciles”, ya que con sus novias no resultaba ser bien mirada la intimidad sexual. Todo esto tiene su fundamento en el estado virginal en el que debían llegar las mujeres al matrimonio.
Hoy en día, observamos desde un contexto marginal, que la vivencia de del noviazgo entre nuestros adolescentes se convierte en una situación problema por que coexisten dos visiones o tradiciones. Una de principios conservadores y tradicionales, esto lo vemos reflejado en la prohibición de los padres (en el caso de la mujer) y otra de principios más flexibles y permisibles en materia de conducta sexual; es el caso de la influencia de los medios de comunicación social y la permisividad de algunos adultos mayores en cuanto condescendientes de las sobrestimulación sexual de sus hijos/as.
Coincidimos, en primera instancia, con Arnaldo Gomensoro, en afirmar que el núcleo, para considerar al noviazgo como situación-problema, son “las caricias íntimas” que traerán aparejadas consecuencias como el aborto, el matrimonio forzado y las madres solteras. Ciertamente, como educadores vemos como muchas alumnas de entre 13 y 15 años, van abandonando la escuela por embarazos prematuros, fruto de una relación de noviazgo, que comenzó como una etapa de enamoramiento y sobreestimulación, sin medir las consecuencias de las mismas. Por otra parte, la afirmación de Gomensoro con respecto a las iniciaciones sexuales y caricias intimas es que no son conflictivas en sí mismas, ya que “lo que vuelve indudablemente conflictiva es la actitud de condena que una sociedad absurdamente contradictoria mantiene en relación con la misma…incoherencia entre los principios y la realidad”.
Creemos oportuno poner de manifiesto nuestra postura a los dichos del autor. En este contexto urbano marginal no existe una fuerte condena social de las iniciaciones sexual y las caricias íntimas en el noviazgo, sino más bien, una permisividad por parte de los adultos en aceptar “forzadamente” la situación de que sus hijos/as vivan sus experiencias sexuales de manera inconciente y apresurada. Por lo tanto, la sociedad misma ha vaciado de significación y sentido la vivencia del contacto personal e íntimo de las parejas como camino para descubrir y comprender al otro. Para muchos de nuestros adolescentes, el noviazgo es sinónimo de tener sexo. La virilidad de los muchachos es construida desde la cantidad de experiencias sexuales que pueda tener desde temprana edad. La feminidad de las chicas es construida desde un enamoramiento idílico, inocente, ingenuo, pero también sobreestimulada por lo que vive en su entorno familiar, barrial o social. Muchas de nuestras adolescentes son madres por haber estado de novia con jóvenes mayores y , en el caso más triste, por haber sido abusada y violada sexualmente por un adulto de mayor.

Embarazo precoz

Se considera precoz cualquier acontecimiento antes del tiempo correspondiente. Entonces, embarazo precoz es aquél que acontece del momento oportuno.
Si consideramos que el embarazo precoz es un hecho biosicosocial, surge la pregunta ¿cuál es el momento oportuno o correspondiente del embarazo no precoz?
Desde el punto de vista biológico notamos una incoherencia interna. La mujer tiene capacidad reproductora a partir de los 13 años, estaría en condiciones fisiológicas de ser madre.
Desde el punto de vista psíquico la mujer no se encuentra prepara psíquica y emocionalmente para ser madre, aunque fisiológicamente sí. Pero si consideramos a la adolescencia como un fenómeno cultural, cuya etapa evolutiva en el ser humano es cada más extensiva; desde nuestro contexto urbano marginal nos preguntamos: ¿nuestros adolescentes viven plenamente su adolescencia?, o son chicos que todavía no hay podido desarrollarse emocional y afectivamente en su etapa de niñez. Creemos que se tratan de “adolescentes infantiles” ya que emocional y afectivamente no son plenos.
Desde el punto de vista social, los determinismos de tipo económicos (ricos, pobres, clase media) no pueden ser considerados como factores para establecer lo precoz de un embarazo, es decir, que por ser pobre no significa que este “condenada” a embarazarse de manera prematura. La falta de información en materia sexual o de reproducción sexual tampoco puede ser tomada como un factor determinante. Lo que nos parece lo fundamental de toda esta realidad es la falta de madurez sexual en el entorno familiar donde se desarrollan nuestros adolescentes.
En este complejo fenómeno del embarazo precoz es posible distinguir una intricada red de variables intervinientes de distintos tipos.
• Variables fisiológicas: la menarca anticipada
• Variables psíquicas: la sensación del no deseo de ser madres.
• Variables psicosociales: falta de educación sexual general y sobre todo en la familia; desconocimiento de métodos y técnicas anticonceptivas científicas, ausencia de los adultos como orientadores en materia sexual.
• Variables sociales: flexibilización de las normas relativas a las relaciones entre jóvenes de distinto sexo; exacerbación sexual del medio.
• Variables socioeconómicas: tardanza de los jóvenes en la inserción laboral.

Consecuencias del embarazo precoz

Las consecuencias derivadas de un embarazo precoz son en su mayoría negativas. Se puede distinguir dos tipos de situaciones dinámicas:
• El embarazo no programado, no deseado antes del acto sexual, al que se asocia no querer la continuación posterior de la gestación;
• El embarazo no programado, no deseado antes del acto sexual, pero asociado al deseo de continuar con la gestación.
Ciertamente ambos procesos provocan perturbaciones en el adolescente, provocando una experiencia de encrucijada al momento de decidir en la continuación o no del embarazo. Podes decir que muchas veces la opción es el aborto o la continuación del embarazo y parto.
De la observación de los casos de embarazo de adolescentes vivenciados en nuestra institución la familia es un elemento que muchas veces es ausente; decimos ausente en su totalidad ya que si bien la niña cuenta con el apoyo de su madre, el resto de la familia se mantiene un poco al margen de la situación. No se determina un eventual casamiento, más bien, la niña permanece en su casa paterna o bien se muda con su compañero. Muchas de nuestras niñas madres permanecen en la casa de sus padres; pero tanto la madre como el padre se hacen cargo de la manutención del niño/a. Esto ocasiona que la niña deje la escuela y se dedique a criar a su hijo/a. Hasta ahora no hubo una continuación escolar de estas niñas después del embarazo.
Desde lo pedagógico las adolescentes embarazadas permanecen en la institución por poco tiempo, hasta el momento en que su embarazo empieza a ser más notorio. Esta situación lleva a que las madres o por opción personal decida abandonar la escuela. De un caso testigo podemos afirmar que el grado de “discriminación” que experimentan estas niñas madres es bastante elevado; no es la discriminación de la humillación, ni de ser señalada, sino más bien es una discriminación en un doble sentido: primero desde ellas mismas (autoestima baja) y la otra desde la segregación grupal (sus compañeras). Prácticamente se vuelven alumnas “fantasmas” parecen estar pero no lo están, parecen estar bien pero viven algo que no esperaban y muchas veces no saben cómo sobrellevarlo.

CONCLUSIÓN

Coincidimos plenamente en que el tema del embarazo de adolescentes es algo “que preocupa pero que no se asume”. Ciertamente despierta ansiedad por saber los motivos por los cuales nuestros adolescentes están cada día más propensos a ser padre y madre de manera anticipada; prácticamente casi “jugando”. Intentamos comprender que se trata de una temática que cada día se nos escapa de las manos y por lo tanto como sociedad tenemos, todavía una actitud pasiva.
Al comienzo de nuestro trabajo dijimos que esto se trata de un análisis sociológico y educativo, por lo tanto consideramos que desde lo educativo, los docentes tenemos un gran desafío que afrontar por mandato de alguien (familia, Estado, etc.) que es educar en la sexualidad desde el amor y el compromiso responsable de dar vida. Decimos desafío para el docente ya que es mirar desde lo humano, desde lo afectivo y desde lo trascendente que significa engendrar vida. Pero somos consciente que nos falta, no tan sólo formación específica, sino también formación humana de cómo trasmitir y llegar a los adolescentes de hoy. Los adultos en general y los educadores adultos en particular tenemos el deber categórico de conducir, orientar la vida de los futuros ciudadanos de nuestro país, es por ello que desde la familia y el Estado debemos ser capaces de innovar políticas en materia de educación sexual integral.
El comportamiento de nuestros adolescentes y jóvenes cada día desconcierta y hasta “asusta” ya que improvisamos recetas “antiguas” para solucionar problemáticas posmodernas. ¿A caso no llego el momento de un nuevo cambio de paradigma en la educación sexual integral de los futuros jóvenes? ¿A caso no deberíamos escuchar más que “desean” para sus vidas los adolescentes de hoy? ¿Sería el momento propicio para re significar conceptos como noviazgo, sexo, sexualidad, matrimonio, maternidad , paternidad, gustos u orientaciones sexuales, etc.?.
Por último, el sistema educativo tiene todavía una deuda pendiente con nuestras adolescentes madres, ya que todavía no es generador de nuevas estrategias pedagógicas para la continuidad efectiva de su escolaridad y sobre todo la escuela y en particular la escuela argentina no está educando personas con sentido humanístico, es decir que se carece de una formación humana basada en valores consensuados y por qué no, también basada en una visión de la vida en su dimensión trascendente (ámbito religioso).

Los comentarios están cerrados.