Biblioteca OnlineEducación Sexual: aspectos ideológicos y conceptuales

“Embarazo precoz” en la experiencia laboral

Por Liliana Aleman, Gladis Silvera y María Rocavado
Participantes del Curo de Formación en Sexualidad de AASES

1. INTRODUCCIÓN:

A partir del embarazo de una compañera de segundo año de polimodal perteneciente a una escuela rural observamos que algunos estudiantes empezaron a interesarse más en temas tales, como el uso de métodos anticonceptivos, riesgos naturales de la vida sexual y embarazo inoportuno, además, durante los últimos años hemos sido testigos del abandono o retraso de los estudios, de adolescentes de nuestra sociedad, como consecuencia de embarazos no planificados. Es decir que, el inicio de vida sexual activa se lleva a cabo cada vez más temprano enfrentándose los adolescentes a estas relaciones sin ninguna preparación, pues no cuentan con una educación sexual estructurada y además no se acompaña del uso adecuado de métodos anticonceptivos, resultando un alto porcentaje de embarazos no planificados. Es así, como los EMBARAZOS IRRUMPEN EN LA ADOLESCENSIA, SIN ATENDER A LA INFORMACIÓN QUE ELLOS DISPONEN, irrumpen produciendo un cortocircuito en ese tiempo que implica desprenderse del mundo infantil y familiar para ingresar en otro, construido a partir de un proyecto propio; interrumpiendo los proyectos educativos personales.
El embarazo precoz es una práctica social que se incrementa de manera preocupante. La adolescencia es cada vez más breve y la madurez sexual llega antes que la emocional.
El llamado embarazo precoz o embarazo adolescente, es una práctica social cada vez más frecuente en la actualidad y se denomina así al estado de gestación en que ha quedado la mujer prematuramente, cuando aún no reúne condiciones ni está preparada para ello. Por lo general, esto se da en la etapa adolescente. Es decir, el embarazo no deseado, no esperado.

Es aquella transformación brusca por la que pasa el pequeño cuerpo diminuto y frágil de una niña, que en su mayoría de veces no ha llegado a la edad apropiada y por lo tanto, no ha alcanzado a su desarrollo total.
Por otro lado, el concebir a un nuevo ser dentro de un cuerpo aún en desarrollo, puede arrastrar a grandes complicaciones, tanto a la madre como al bebe. Por lo tanto, consideramos que en nuestro país existe un alto índice de menores de 18 años que quedan embarazadas, porque justamente carecen de educación e información.
Entre las causas más frecuentes se mencionan: La falta de orientación y educación sexual adecuada, sea de parte de los padres en el hogar, de los maestros en la escuela o de la comunidad por carecer de instituciones para ello. La pasividad, dependencia y baja autoestima de algunos adolescentes hombres y mujeres que no se respetan a sí mismos ni se hacen respetar. La falta de comunicación con los padres y adultos que les puedan orientar al respecto. La falta de oportunidades que ofrece el medio socio-económico para poder desarrollarse. La publicidad, literatura, película, bailes, diversiones, etc., que se dan en el medio en que se vive. La falta de afecto familiar que los adolescentes necesitan y que al no encontrarlo creen hallarlo fugazmente en una relación sexual.
Por esta razón consideramos que nuestra tarea como docentes es abordar el tema de modo sistemático desde una perspectiva multidimensional, multidisciplinaria y respetuosa del contexto cultural; teniendo en cuenta los sentimientos que puede generar en los estudiantes el tratamiento de estas temáticas, como vergüenza, miedo, inseguridad, incomodad, etc. Favoreciendo un ambiente de comprensión y respeto.
Es necesario trabajar en la prevención de los embarazos precoces, con campañas de concientización, educación sexual y el reparto gratuito de métodos anticonceptivos.

2. DESARROLLO

“Adolescencia” se deriva de la voz latina “adoleceré” que significa crecer y desarrollarse hacía la madurez, es decir, qué aún le falta un balance emocional característico del adulto, quien ya alcanzó su madurez física, emocional, psicológica, y por ello al embarazo que se da en la adolescencia se le llama embarazo precoz.
La adolescencia es una etapa de cambios que se inician con los primeros signos de maduración de las glándulas endocrinas y continúa hasta que se completa el desarrollo total. Esta etapa comprende edades muy variables de un niño a otro pero aproximadamente se acepta un lapso entre los 10 a los 19 años.
Así mismo el término “pubertad” se utilizara para describir una de las fases de la adolescencia; que es la encargada del desarrollo de la capacidad de procrear, que se inicia con la primera menstruación en la niña y en el varón con la primera emisión seminal.

Embarazo en la adolescencia:

Se llama embarazo adolescente a la preñez de las menores de 19 años en la que se considera que termina esta etapa de la vida. Sin embargo, muchos psicólogos advierten que esta edad se está ampliando, algunos aseguran que se ha extendido hasta los 24 años promedio. Esto quiere decir que las adolescentes son capaces de procrear muchos antes de alcanzar la madurez emocional, por lo tanto, el embarazo en la adolescente es considerado un embarazo no deseado.

Causas:

Dejando de lado la causa obvia de que un embarazo proviene de una relación sexual, podemos decir que las causas del embarazo adolescente son muchas y muy complejas.
La primera y más importante es la falta de educación sexual.

Muchos adolescentes llegan a esa edad sin información sobre las funciones sexuales, la relación entre los sexos y cómo se previene la preñez. Sin embargo, la sola información no es suficiente. La verdadera educación no sólo consiste en datos, sino en un conjunto de valores que les dan sentido y permiten construir un proyecto de vida. Dentro de ese proyecto el sexo, la pareja, el matrimonio y la procreación podrán ser elegidos con libertad y responsabilidad. La falta de ese tipo de educación se debe principalmente a una carencia familiar, ya que en los hogares no se adopta una actitud abierta y comprensiva con respecto al sexo.
Muchos padres, dominados por mitos y temores, rehúsan la responsabilidad de formar a sus hijos en el tema del sexo, a pesar de que ellos mismos sufrieron esa carencia en sus familias.

Riesgos del embarazo en la adolescencia:
El embarazo en la adolescencia tiene muchas consecuencias desde el punto de vista: a) biológico, b) social, c) económico, d) familiar y en la sociedad en general.
Desde el punto de vista medico, la madre adolescente y su hijo corren riesgo en su salud, por la inmadurez en los órganos sexuales de ella, el parto generalmente es mas complicado, puede presentar un aborto o un parto prematuro; existen otras complicaciones que se pueden presentar, por los diferentes cambios psíquicos y emocionales por los que atraviesa la adolescente (rebeldía, ambivalencia, confusión, etc.).
A estos se suman los cambios que implican el embarazo, puede producir ciertos sentimientos, miedo, ansiedad, inestabilidad emocional que se puede manifestar en depresión, fantasías de autodestrucción, intentos suicidas o la muerte.

En el entorno social generalmente existe un rechazo inicial de la familia, el novio, escuela y sociedad en general, con esto la adolescente embarazada puede sentirse triste, deprimida y con baja autoestima. Además, en esta etapa de la vida no tienen suficiente estabilidad física, emocional y económica para hacerle frente a las necesidades del nuevo ser.

Anticoncepción:
La anticoncepción es la forma de evitar el embarazo mediante el uso de métodos o productos que interfieren en los mecanismos que lo hacen posible. Conviene recordar que si se mantienen relaciones sexuales con cierta regularidad y no se usa ningún método anticonceptivo, la probabilidad de embarazo es altísima: en torno al 8O % en un año. Es muy importante conocer bien todos los métodos anticonceptivos existentes para poder elegir el que más se adecue a cada caso. La elección de uno u otro dependerá de múltiples factores, como son la frecuencia de las relaciones, la edad, las preferencias personales etc.
Deberían utilizarse los métodos anticonceptivos desde el primer momento en que se mantengan relaciones sexuales con penetración.
La anticoncepción evita los embarazos no deseados.
La anticoncepción es responsabilidad de quienes forman la pareja
Todos los jóvenes deben saber acerca de la anticoncepción

La información sobre los métodos anticonceptivos a los que pueden recurrir aquellos que deciden ser sexualmente activos es escasa y muchas veces errónea. En sectores sociales con fuertes carencias económicas se suma la imposibilidad de adquirir preservativos u otros métodos para evitar el embarazo.
El creciente uso de alcohol y drogas desde edades cada vez más tempranas
También hace su aporte negativo. Los adolescentes, bajo los efectos de esas sustancias, están en peores condiciones para prevenir el embarazo.
Muchos modelos para la prevención del embaraza adolescente han sido probados en el mundo entero con diferentes grados de éxito.

METODOS ANTICONCEPTIVOS:

Proceso o técnica utilizada para evitar el embarazo por métodos farmacológicos; instrumentales o que alteran o bloquean uno o más de los procesos reproductivos, de manera que la unión sexual no tenga como consecuencia la fecundación. Los anticonceptivos orales, el capuchón cervical, el condón o preservativo, el diafragma, el dispositivo intrauterino, los espermicidas, la esterilización y los métodos naturales.
Acciones para la Prevención del Embarazo en la Adolescencia
• No tener relaciones sexuales sin protección anticonceptiva.
• Tomar la iniciativa para hablar sobre anticonceptivos.
• Si tu pareja es la que planifica, conocer las características del método elegido.
• Apoyar a tu pareja siendo fiel, cuidando tu salud y tu cuerpo.
• Aprender sobre los métodos anticonceptivos.
• Utilizar condón.
• Apoyar a tu pareja en cuanto a usar métodos anticonceptivos.
• Hablar con tu pareja sobre la posibilidad de un embarazo no planificado y sobre la responsabilidad que esto implica.
• Hablar con tus amigos y conocidos sobre los métodos anticonceptivos Charlar en Familia sobre temas de Salud sexual y reproductiva y evacuar las dudas al respecto.
• Asistir a los Centros Asistenciales donde puedas obtener información actualizada.
• Participar en las Campañas de Promoción y comunicación social para la obtención de folletos y materiales educativos y así mantenerte informado.

CONCLUSIÓN:

El trabajo educativo es reconocido como el primer paso a dar para revertir este patrón de comportamiento, generando una mayor conciencia desde la escuelas de lo que significa el acto de la maternidad, así como el dialogo entre padres e hijos que deberá centrarse en promover una toma de conciencia, acerca del ejercicio responsable de las prácticas sexuales
Dada la magnitud y trascendencia de este problema vemos necesario implantar en jóvenes adolescentes información sobre sexualidad, métodos anticonceptivos, enfermedades de transmisión sexual y embarazo precoz reforzando su madurez psicosocial, ampliando sus conocimientos y desarrollando influencias positivas que hagan la concientización en la importancia de este tema.

Es importante que los adolescentes, hombres y mujeres, estén informados Sobre las opciones anticonceptivas, para, no sólo evitar embarazos precoces Sino también evitar infecciones de transmisión sexual.
Llegamos a la conclusión de que el problema fundamental es la forma irresponsable y poco segura como se inicia la vida sexual de los adolescentes. La mayor parte de los adultos dicen que se cuiden pero muy pocos enseñan realmente como hacerlo y como protegerse de los riesgos naturales de la vida sexual: embarazo inoportuno, ETS, VIH y conflictos emocionales emocionales. Por ejemplo, sugieren a los jóvenes que usen el condón pero NO les enseñan como hacerlo.

En los adultos existe el temor irracional de que la enseñanza de los métodos para regular la fecundidad (anticoncepción) “incita” el inicio coital, esto se considera como una forma dar “vía libre” para que tengan sexo, los adultos suponen irracionalmente que esto es como una forma de animarles a tener sexo, ignorando que el hecho de tener sexo o no, es fundamentalmente una decisión de los jóvenes.
Es necesario educar a los jóvenes acerca de la responsabilidad que implica la madurez sexual y reproductiva, de forma que tal que puedan vivir su sexualidad de manera segura y evitar que puedan transformar su vida.
Un avance importante es la difusión, promoción y educación sexual reproductiva.

Los comentarios están cerrados.